Mamba

Una mamba es cualquier número de serpientes del género taxonómico Dendroaspis. Los investigadores reconocen cuatro especies diferentes de mambas. Todas las diferentes especies son altamente venenosas y sorprendentemente veloces. Se extienden por diferentes regiones de África. Continúa leyendo para conocer más sobre la Mamba.

Características de la mamba

características mamba

La mayoría de las especies son relativamente similares. Las cuatro son bastante largas y de cuerpo estrecho, con cabezas sorprendentemente estrechas para las especies venenosas. Dos de las cuatro tienen escamas de verde brillante, una tiene escamas verdes moteadas, y una es gris oscuro.

Aunque la mayoría de los individuos miden alrededor de 2 a 2,5 metros de largo, a veces estas serpientes alcanzan 4 metros de largo. Su peso varía según la especie y el individuo. En promedio, estas serpientes típicamente pesan entre 0,5 y 2 kilos, dependiendo de su tamaño.

Aunque cada especie es ligeramente diferente de la siguiente, las cuatro evitan el contacto humano tanto como sea posible. La mayoría son diurnas, o activas durante el día. Pasan sus días buscando activamente a sus presas, y persiguiéndolas rápidamente (con la excepción de la Verde Oriental). Algunas especies pueden sobrepasar los 20 km/h  a su máxima velocidad.

Datos interesantes sobre la Mamba

Cada especie es diferente a su manera. Aprende más sobre las cuatro especies diferentes, y lo que las hace únicas, a continuación.

  • Mamba negra – La más conocida de las cuatro especies, esta serpiente alcanza longitudes impresionantes. De hecho, esta especie es la segunda serpiente venenosa más larga del mundo, detrás de la cobra rey. A pesar de su nombre, esta serpiente es en realidad de color gris o marrón oscuro.
  • Mamba verde occidental – Esta es una serpiente más representativa de su nombre. La mitad superior, o lado dorsal, de esta especie es de color verde brillante. Su parte inferior, o lado ventral, tiene escamas amarillas. Este reptil pasa su tiempo cazando en las copas de los árboles.
  • Mamba de Jameson – Aunque de color verde, esta especie tiene un color más apagado. Sus escamas son típicamente de color verde apagado o pálido, y tienen una parte inferior de color crema. A menos que esté acorralada, esta especie suele huir de las amenazas en lugar de atacar.
  • Mamba verde oriental – Esta especie tiene escamas de color verde brillante con un vientre verde claro. Se esconde en los árboles, esperando a que la presa llegue a ella. Las otras tres especies cazan y persiguen activamente a sus presas, pero esta especie prefiere las emboscadas.

Hábitat y distribución

hábitat mamba

Las tres especies verdes pasan casi todo su tiempo en los árboles, y por lo tanto dependen de los hábitats forestales o arbolados. La especie negra pasa su tiempo en el suelo en vez de en los árboles, pero aún vive en regiones con mucha vegetación u otra cobertura.

Algunos de los diferentes hábitats que ocupan estas serpientes incluyen bosques, selva tropical, sabana, afloramientos rocosos, praderas, bosques y más.

Cada una de las cuatro especies tiene su propia y única distribución y rango. En conjunto, estas serpientes viven en toda África en regiones al sur del desierto del Sahara.

La Verde del Este tiene la distribución más amplia, y se extiende por la mayor parte de África subsahariana, con la excepción del sureste. La especie de Jameson vive en el oeste de África central. Fiel a su nombre, la Verde del Oeste vive a lo largo de la costa de África occidental. Por último, la especie de Negro vive en el centro-este de África y en el sur de África.

Alimentación de la mamba

La dieta de esta serpiente varía ligeramente según la especie y la región. Las especies terrestres se alimentan de más roedores y animales terrestres. Las especies arbóreas, o que viven en los árboles, se alimentan de más aves y animales que viven en los árboles.

Algunas de las diferentes presas de estas serpientes incluyen ratas, ratones, ardillas, murciélagos, lagartijas, murciélagos, ranas y huevos. La mayoría de las especies buscan y persiguen activamente a sus presas. La verde oriental embosca a su presa usando su camuflaje y esperando que la presa se acerque demasiado.

Veneno de la mamba

El veneno de estas serpientes es altamente peligroso. Algunas especies, o incluso individuos, tienen un veneno más tóxico que otros. Independientemente de la especie, una mordedura puede matar a un humano si no se trata. La especie negra generalmente posee más veneno tóxico, y lo inyecta en mayores volúmenes. Afortunadamente, con el antídoto, estas mordeduras no resultan en muertes tan frecuentes.

Reproducción

Cuando llega la temporada de reproducción, los machos de la mayoría de las especies luchan entre sí por los derechos de apareamiento. Después del apareamiento, las hembras ponen una nidada de huevos. Algunos ponen sus huevos en árboles huecos, otros en madrigueras subterráneas o escondites similares.

Dependiendo de la especie, las nidadas contienen unos 10 huevos de media. Los huevos tardan 2 o 3 meses en eclosionar, y las crías son totalmente independientes al momento de la eclosión.

 

mamba reproducción

Mamba e Interacción Humana

En su mayoría, estas serpientes evitan la interacción humana. Mientras no estén acorraladas o atrapadas, intentan escapar en lugar de atacar una amenaza. Desafortunadamente, la Mamba Negra es la más agresiva y la más tóxica de las cuatro. Son increíblemente peligrosas, y una mordedura no tratada tiene una tasa de mortalidad del 100%.

Sin embargo, la actividad humana también representa un peligro para estas serpientes. A medida que la población humana aumenta, la gente continúa destruyendo el hábitat natural de esta serpiente para expandir pueblos y ciudades. A pesar de esta destrucción, estas serpientes suelen tener un gran número y poblaciones saludables.

¿La mamba es una buena mascota?

No, estas serpientes no son buenas mascotas. Tienen un veneno increíblemente tóxico, y son muy peligrosas para los humanos. Una mordida puede matarte.

Cuidados de la mamba

Los humanos mantienen estas serpientes en zoológicos y centros de investigación. Mantener estas serpientes al cuidado de los humanos es en realidad increíblemente importante. Las serpientes en cautiverio nos permiten recolectar veneno y sintetizar el antídoto. Los cuidadores de zoológicos e investigadores alojan a las serpientes en grandes recintos con una variedad de ramas y perchas.

Sólo profesionales entrenados manejan las serpientes. Utilizan pinzas de serpiente para mover a los reptiles a diferentes recintos, o para dejar caer presas en sus recintos para que se las coman. La mayoría de las instalaciones alimentan a sus mambas con ratas y ratones.

 

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad