Mono ardilla

mono ardilla

El mono ardilla es uno de los primates más pequeños y atractivos. Se cree que hay cinco especies de mono ardilla. Son mamíferos exóticos muy activos, ágiles y sociables que viven en lo alto de los árboles, corriendo por el dosel a un ritmo extremadamente rápido. Son activos durante el día, y rara vez bajan al suelo.

Características del mono ardilla

La forma general del cuerpo de los monos ardilla es muy similar entre las diferentes especies. Su pelaje es corto y denso. Suelen ser de color verde-olivo, gris parduzco o rojo-óxido en las partes principales del cuerpo; negro en los hombros; y algunos tienen amarillo-naranja en el lomo, los antebrazos y las partes inferiores de sus miembros traseros. Tienen la garganta y las orejas blancas.

Los monos ardilla también tienen una “máscara” blanca alrededor de los ojos, pero sus bocas y barbillas son negras. Tienen una cola larga, no prensil – lo que significa que no se utiliza para agarrar cosas – que puede ser de hasta 17 pulgadas (42 cm) de largo – más larga que la longitud de sus cuerpos.

Los monos ardilla son activos durante el día (diurnos), y pueden moverse a través de los árboles con una velocidad excepcional. Son capaces de saltar distancias horizontales superiores a 2 m. Su cola no se utiliza para agarrar ramas, sino que se utiliza como una pértiga de equilibrio. Cuando se mueven entre los árboles, suelen ser muy silenciosos, sin embargo, tienen un amplio rango de vocalizaciones. Éstas suelen ser específicas de circunstancias particulares, como las llamadas separadas para los depredadores aéreos y los depredadores terrestres.

Los monos ardilla viven en grupos llamados “tropas” que normalmente contienen de 10 a 20 individuos, pero pueden contener hasta 500. A diferencia de la mayoría de los demás primates, los monos ardilla no se acicalan entre sí como una forma de vinculación social.

Datos interesantes sobre el mono ardilla
Los monos ardilla son animales muy sociales, que viven sus vidas casi totalmente en las copas de los árboles. Han desarrollado varias adaptaciones interesantes para esta forma de vida.

  • Apariencia – Debido a su cara blanca y negra, los monos ardilla son a veces llamados el “mono cabeza de la muerte”
  • Protección – Los monos ardilla a veces forman asociaciones temporales con otras especies de primates (como los capuchinos) para una mayor protección y mejores oportunidades de alimentación.
  • Tamaño del cerebro. La proporción entre la masa cerebral y la masa corporal es de 1:17. Esto significa que tienen el cerebro más grande, en proporción a sus cuerpos, de todos los primates.
  • Vocalizaciones – Tienen de 25 a 30 vocalizaciones diferentes, que son los sonidos que hacen en la comunicación.
  • Marcado de aromas – Orinan en sus manos y pies, que luego dejan huellas en las ramas dondequiera que vayan para que otros miembros de su grupo puedan seguirlos.

Hábitat del mono ardilla

Los monos ardilla viven en la parte del dosel de los árboles de la selva, a menudo a una altura de 30 m, generalmente cerca de una fuente de agua, como un río. Vivir en los árboles se conoce como ser “arbóreo”. Rara vez vienen al suelo; cuando lo hacen, es para buscar comida o para jugar.

El mono ardilla vive en los bosques tropicales de América Central y del Sur. Son muy adaptables, y pueden vivir en varias áreas del bosque como los bordes, pero evitan los claros.

mono ardilla

Alimentación

Los monos ardilla son omnívoros y comen principalmente frutas e insectos. También comen nueces, semillas, hojas, flores, brotes, huevos y, a veces, pequeños murciélagos y pájaros.

Reproducción del mono ardilla

El embarazo (gestación) suele durar entre 150 y 170 días, y las hembras generalmente dan a luz, durante la temporada de lluvias, sólo un bebé cada dos años. Los bebés pasan la mayor parte de las primeras 5 a 10 semanas de sus vidas siendo llevados en la espalda de sus madres antes de empezar a explorar. También son cuidados por otras hembras más jóvenes del grupo, pero los padres no ayudan a cuidar de los jóvenes.

Las crías de algunas especies de mono ardilla son destetadas a los 4 meses de edad, mientras que otras no son destetadas hasta los 18 meses de edad. Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los 2 y 2,5 años de edad, pero para los machos, esto toma de 3,5 a 4 años. Las hembras dejan de reproducirse (menopausia) a mediados de la adolescencia.

El mono ardilla y la interacción humana

Algunas especies de mono ardilla se mantienen como mascotas, y algunas se utilizan en la investigación biomédica. Debido a estos usos, algunas especies de mono ardilla están en peligro de extinción. Además, tienen una de las tasas de reproducción más lentas de los primates, lo que significa que algunas especies no tienen bebés lo suficientemente rápido para evitar ser amenazadas. Su pequeño tamaño significa que tienen mucho miedo de cruzar espacios abiertos, por si acaso hay depredadores cerca, por lo que las actividades forestales, como la construcción de carreteras, pueden causar una masiva fragmentación del hábitat para ellos.

Domesticación

Los monos ardilla se mantienen como mascotas, pero no han sido domesticados.

¿El mono ardilla es una buena mascota?

Aunque se mantienen como mascotas, los monos ardilla requieren mucha atención cuando están en cautiverio. Como mascotas, a veces desarrollan hábitos desagradables, como gritar o arrojar sus heces fuera de la jaula.

Cuidado del mono ardilla

Debido a que son un animal altamente social, no deben ser mantenidos individualmente.

Si eres un apasionado de estos mamíferos exóticos, seguro que te interesa el artículo del mono capuchino que hemos elaborado para ti! 🙂

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad