El manatí es un mamífero exótico acuático que vive en los ecosistemas marinos tanto de agua dulce como salada. Su nombre científico es “trichechidae” y pertenece a la familia de los Triquequidos. También se le conoce como vaca marina y están considerados como la familia de los elefantes.

En la actualidad hay diferentes especies de este animal: Trichechus manatus, Trichechus senegalensis y  Trichechus inunguis. Por desgracia esta especie de mamífero está actualmente en peligro de extinción.

Características del manatí

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Manatí

El manatí es un mamifero exótico grande, muy grande, ya que puede llegar a medir 5 metros y pesar hasta 500 kilos. Su corpulencia le hace ser muy lento. A pesar de su aspecto, el manatí es muy tranquilo y sociable.

Posee una cola que se asemeja a la de las sirenas. Su piel es de un color grisáceo, gruesa y con manchas rosadas por su cuerpo. Este animal acuático posee dos extremidades con cuatro pezuñas que usan para desplazarse de un lado para otro como si de remos se trataran. También usa sus pezuñas para llevarse su alimento a la boca. Sus orificios auditivos los tiene detrás de sus ojos.

Tiene una cara muy peculiar, ya que su piel es arrugada. En su hocico el manatí tienes unos largos bigotes. Tiene 6 dientes los cuáles los cambia con frecuencia. Su visión es muy aguda y puede ver en distintos colores.

Una característica del manatí es que posee seis vértebras en su cuello, cuando la mayoría de los mamíferos tienen 7. Aunque poseen un pequeño cerebro en relación a su enorme tamaño, es un animal muy inteligente. Puede llegar a reconocer varios colores y es muy sensible al tacto.

Cuando está zambullido debajo del agua, el manatí cierra sus fosas nasales para impedir que entre agua por ellas. Esto le permite que puedan estar sumergidos hasta 20 minutos!. Pasado este tiempo suben a la superficie a tomar aire y vuelven a sumergirse.

Este perezoso animal se pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Avanza muy despacio, generalmente a unos 8 km/h, pero pueden alcanzar una velocidad máxima de 30 km.

A menudo adquieren un tono verdoso debido a que su gran cuerpo de cubre de algas mientras va avanzando lentamente. 

Hábitat

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Manatí

El hábitat natural del manatí son aguas dulces y saladas ambas cálidas ya que no pueden sobrevivir en aquellas cuya temperatura es inferior a 15º C (60º F). Estas condiciones se dan en áreas costeras y muy poco profundas de la costa de Florida, en el mar del Caribe y parte de Sudamérica y Centroamérica. En países como Perú y Colombia no se pueden observar ejemplares, ya que por desgracia han desaparecido completamente.

El manatí posee la capacidad de tolerar el cambio de agua dulce a salada sin ningún problema.

La alteración de su hábitat natural es la principal causa de su muerte

¿De qué se alimenta el manatí?

El manatí es un mamífero herbívoro, ya que su alimentación consiste en plantas que encuentra en el fondo del mar como pueden ser las algas. También se alimenta de plantas flotantes  o de cualquier otra que pueda conseguir en su entorno.

Son muy glotones, pueden llegar a comer unos 50-60 kilos de plantas al día. No obstante, de vez en cuando pueden llegar a alimentarse de pequeños peces y de invertebrados.

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Manatí

Reproducción del manatí

El manatí tarda en alcanzar la madurez sexual, ya que las hembras la alcanzan a los 3 años y el macho a los 10 de vida aproximadamente. La hembra puede reproducirse cada dos o cinco años.

El proceso de reproducción de estos mamíferos marinos es por fecundación interna, ya que el macho fecunda a la hembra con su esperma en el interior de su útero. Una vez que la hembra ha sido fecundada la gestación dura unas 13 semanas. La hembra suele parir un ejemplar, que en el momento de su nacimiento puede llegar a pesar unos 35 kilos y medir casi un metro de longitud.

La madre es la encargada de cuidar de la cría hasta que esta cumple los dos años de edad. La alimenta de leche hasta que a la cría le crecen sus dientes y desde ese momento pueden ser independientes y alimentarse por ellas mismas.

El manatí es una especie longeva, ya que pueden llegar a vivir hasta 80 años.

Peligro de extinción

Esta especie de mamífero exótico está en peligro de extinción y está incluido en el apéndice I del CITES, que prohíbe su distribución nacional e internacional de cualquier producto elaborado con el manatí. De igual modo prohíbe que se puede comercializar con su carne.

El ser humano es el mayor depredador del manatí. Los tres factores fundamentales por los cuales esta especie está en grave peligro de extinción son: contaminación de los ríos y mares donde habita, la continua destrucción masiva de su hábitat y la masiva caza furtiva.