Animales terrestres

Los animales terrestres, como su nombre indica son todos aquellos animales cuyo hábitat natural es la superficie terrestre, independiente que estos animales exóticos sean domésticos o salvajes, su vida se desarrolla completamente en la tierra a diferencia de los animales acuáticos que pasan la mayor parte del tiempo en el agua.

En la naturaleza existen multitud de animales terrestres, que se diferencian entre ellos por su estructura corporal, su alimentación y su forma de locomoción, entre otros aspectos.

¿Cuáles son las características de los animales terrestres?

Como ya hemos mencionado anteriormente, los animales terrestres se caracterizan por diversos atributos. Estos son definidos por su forma de desplazarse y habitar en la superficie terrestre. Su forma de respirar y estructura corporal también suelen ser distintas.

 

animales terrestres

Este tipo de animales han sufrido por diversos procesos evolutivos. A través de estos procesos, conocidos como selección natural, poseen distintas propiedades. La madre naturaleza les ha proporcionado de diferentes destrezas, habilidades y características, con las que les permite sobrevivir en la peligrosa y hostil tierra.

La superficie terrestres es muy hostil y durante el periodo que viven deben conseguir su alimento, tanto para ellos como para sus pequeñas crías. Están siempre alertas, ya que en cualquier momento un depredador más grande puede intentar atacarlos. Para conseguir que su especie no se extinga deben tener descendencia.

Como la gran mayoría de animales exóticos, estos animales están afectados por el deterioro y destrucción de su hábitat natural. Es el ser humano es uno de los principales responsables del deterioro de muchos hábitats de estos animales.

Estructura corporal de los animales terrestres

animales terrestres

Gracias a las estructuras anatómicas pueden desarrollar todas aquellas actividades cotidianas necesarias para poder sobrevivir, realizando sus funciones de comer, reproducirse y respirar. 

Pero, ¿Qué factores ha provocado en ese determinado desarrollo de su cuerpo?

Hay distintos factores que responden a la pregunta anterior y son los siguientes:

El lugar donde habita ha influido en su manera de moverse y desplazarse. Un ejemplo claro lo podemos encontrar en la gran mayoría de los primates. Estos poseen unos brazos largos para poder desplazarse saltando entre las ramas de los árboles.

El clima de su hábitat natural provoca que los animales terrestres se adapten. De esta manera aquellos animales que habitan en climas extremadamente fríos poseen su piel gruesa y son de constitución grandes para poder soportar las bajas temperaturas.

La alimentación es un factor que influye en el desarrollo de dientes y fauces. Los grandes depredadores, como por ejemplo los leones, tienen unos dientes que les permiten desgarrar y triturar a sus presas.

Respiración

Todos los animales terrestres necesitan oxígeno para poder sobrevivir.  Las especies generalmente se diferencian entre si por la forma de extraer el oxígeno del medio. Hay diversas formas mediante las cuales los distintos animales extraen el oxigeno

Respiración pulmonar

animales terrestres

Es aquella respiración que requiere de pulmones para poder absorber el oxígeno y enviarlo a la sangre. Asimismo recibe el dióxido de carbono y lo envía fuera del organismo.  Dependiendo de la especie de animal terrestre, encontraremos bronquios, bronquiolos o alvéolos pulmonares.

El proceso mediante el cual el aire entra al cuerpo se denomina inhalación. Y el de expulsión se llama exhalación.

Por norma general, este tipo de respiración es muy común en los animales terrestres.

Respiración traqueal

La respiración traqueal generalmente se da en los insectos.

Los insectos poseen estructuras que se denominan estigmas. Son agujeros que recorren el lateral de su abdomen. Estas estructuras están cubiertas de vello, lo que impide que entre polvo y cualquier patógeno.

animales terrestres

A través del abdomen, mediante contracciones, absorben el aire que su organismo requiere. Atraviesa el estigma y pasa a la tráquea. De esta pasa a pequeñas traqueolas, que son las encargadas de llevar el oxigeno a todas las células y recogen el dióxido de carbono para expulsarlo al exterior.

Alimentación

Los animales terrestres tienen diferentes tipos de alimentación y pueden ser clasificados dentro de los siguientes grupos:

Animales terrestres carnívoros

Los animales terrestres carnívoros son aquellos que su alimentación se basa en carne. La gran mayoría de este tipo de animales son depredadores. Es decir, cazan a otros animales para alimentarse de ellos. A pesar de esto, existen otro tipos de animales que no necesitan de la caza para poder alimentarse de carne. Un ejemplo de esto son los carroñeros.

Animales terrestres Hervíboros

Los animales terrestres herbívoros son aquellos que se alimentan de plantas, semillas, raíces y frutas. No necesitan comer carne para poder sobrevivir. Debido a que este tipo de alimentos no contienen la misma cantidad de nutrientes que contiene la carne, para alimentarse de una forma correcta es necesario que coman grandes cantidades diarias. Por este motivo estos animales exóticos dedican la mayor parte de su tiempo a alimentarse

Animales terrestres Omnívoros

Los animales terrestres omnívoros son aquellos animales que su dieta se basa tanto en carne como en plantas. Gracias a que no tienen una dieta estricta, poseen una gran flexibilidad a la hora de alimentarse.

Pueden conseguir su comida sin realizar un gran esfuerzo, ya que su alimentación es muy variada.

Tipos de hábitats de los animales terrestres

Animales terrestres de la selva

Este tipo de hábitats son lugares húmedos. En la selva habitan una gran número de especies de animales terrestres. En las selvas abunda la vegetación, ya que se pueden encontrar numerosas plantas y árboles. Es el hábitat idóneo para animales terrestres herbívoros.

A pesar de lo anterior, las selvas tropicales es el hábitat natural de muchos animales carnívoros que dan caza y se alimentan de otros animales.

Animales terrestres del bosque

Al igual que la selva, en el bosque hay una abundante vegetación y árboles de gran tamaño. Los animales que habitan en ellos se adaptan a los diferentes cambios de estación y clima. De esta manera, algunas especies se ocultan o hibernan en invierno. Otras especies, como algunas aves emigran a otros bosques donde las condiciones sean más óptimas para poder sobrevivir sin problema alguno.

En función del tipo de bosque que se trate podemos encontrar animales de distintos reinos y clases: mamíferos, reptiles, aves e insectos.

Animales terrestres del desierto

En los desiertos se dan unas condiciones extremas y los animales que habitan en ellos requieren una gran adaptación a este ecosistema. A pesar de estas condiciones existen lugares donde viven una gran variedad de animales terrestres, así como plantas que les sirven de alimentación.

Estos animales, independientemente a la clase que pertenezcan, necesitan conservar grandes cantidades de agua y soportar a los cambios de temperatura para poder sobrevivir.

Algunos ejemplos de animales terrestres que habitan en el desierto son: serpientes, lagartos, zorros, chacales, tortugas y camellos.

Tipos según su reproducción

Otra de las clasificaciones de animales terrestres es por su reproducción

Mamiferos

Los animales terrestres mamíferos son aquellos que su gestación se produce en el vientre de la madre. Al nacer son amamantados por la madre a través de sus glándulas mamarias. La cría se alimenta de la leche materna hasta que desarrolla sus dientes. En este momento es cuando puede alimentarse con alimentos sólidos.

La mayoría de los mamíferos son vivíparos, ya que la hembra recibe el esperma del macho. Al unirse con el óvulo comienza el desarrollo del feto.

Una de las características de los animales terrestres mamíferos es que son de sangre caliente. Esto quiere decir que son capaces de regular la temperatura de su organismo.

Ovíparos

Los animales ovíparos se caracterizan porque se desarrollan dentro de un huevo. Este proceso puede ser tanto interno como externos.

En la reproducción externa, la hembra expulsa los huevos y el macho los fecunda. Cuando están fecundados, los huevos son cuidados hasta el momento que eclosionan y nacen los pequeñines.

En la reproducción interna, el macho fecunda a la hembra con sus huevos en el interior. De esta forma, cuando la hembra pone los huevos, estos ya están fecundados.

En el momento de nacer, estos animales ya están formados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad