El ajolote o «axolotl»(Ambystoma mexicanum) es conocido también como el Pez Caminante Mexicano. Es una especie endémica de México y habita principalmente en lagos y estanques de agua dulce. ​Son anfibios que pertenecen al género de la familia Ambystomatidae​

Es una salamandra inusual, ya que no sufre metamorfosis para alcanzar su edad adulta. Reside en un hábitat acuático de forma permanente en el que conserva ciertos rasgos de su estado larvario, fenómeno que se conoce como neotenia.

El nombre a este anfibio se lo pusieron los aztecas cuando se asentaron en el Valle de México en el siglo XIII, en honor a su dios del fuego y del rayo,  Xolotl. Se decía que Xolotl se transformó en salamandra para evitar ser sacrificado.

Esta especie está en peligro crítico de extinción debido principalmente a la destrucción de su hábitat natural. Este inusual anfibio tiene un parecido con las salamandras acuáticas, pero su estado larval está muy relacionado con las salamandras tigres.

Características del ajolote

El ajolote es una salamandra acuática pedomórfica, lo que significa que conserva sus características larvarias una vez que llega a la edad adulta o a su estado reproductivo.

Los ajolotes adultos varían en longitud con un tamaño promedio entre 15 y 45 cm. La salamandra acuática mexicana tiene un peso aproximado de 60 -100 gramos. Sin embargo, en cautiverio, el anfibio puede pesar hasta 500 gramos. En cautiverio pueden llegar a vivir entre 5 y 6 años, pero algunos pueden llegar a vivir hasta 17 años!.

Los ajolotes poseen características típicas de las larvas de salamandra que incluyen branquias externas y una aleta caudal que se extiende desde detrás de la cabeza hasta el respiradero. Son anfibios con branquias que muestran un esqueleto cartilaginoso que no se calcifica completamente. Como la mayoría de los anfibios, el ajolote respira a través de sus branquias, pero también son capaces de respirar a través de su piel.

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Ajolote
AJOLOTE ALBINO

Hábitat del ajolote

Los hábitats nativos del ajolote son el lago Xochimilco y el lago Chalco, aunque este último no existe en la actualidad, ya que fue drenado artificialmente para evitar inundaciones anuales. El lago Xochimilco en el centro de México es, por lo tanto, el único hábitat existente. Es un gran lago de gran altitud que reserva una temperatura óptima para este gracioso anfibio.

Es una especie en peligro que está casi extinta debido a la introducción de especies invasoras y la pérdida de hábitat. Son especies totalmente acuáticas que prefieren los lagos y estanques de agua dulce enriquecidos con abundante vegetación.

La contaminación ha sido particularmente perjudicial para la especie. Las malas regulaciones sobre desechos y el creciente turismo en la Ciudad de México han provocado que la basura, los plásticos, los metales pesados y los altos niveles de amoniaco derramados en las plantas de tratamiento de desechos obstruyan los canales donde viven.

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Ajolote

Anatomía

Un ajolote adulto posee una cabeza grande y ancha y ojos sin párpados. Los machos pueden ser identificados por la presencia de una cabeza estrecha, una cola más larga y una cloaca hinchada que están recubiertas de papilas. Las hembras poseen un cuerpo redondo y regordete y una cloaca más pequeña. En promedio, la longitud de una hembra es menor que la de sus homólogos masculinos. Los ajolotes poseen cuatro genes de pigmentación que producen diferentes variantes de color durante la mutación. Tienen una piel permeable y suelen encontrarse en forma albina, ya que pasan la mayor parte del tiempo escondidos bajo las rocas.

Las branquias externas del ajolote están recubiertas de finos filamentos, también conocidos como fimbriae, que ayudan a aumentar la superficie para cualquier tipo de intercambio gaseoso. Hay cuatro aberturas branquiales ocultas debajo de las branquias externas plumosas que están forradas con rastrillos branquiales. Las branquias externas se utilizan principalmente para la respiración. Sin embargo, estas branquias también se utilizan para extraer aire de la superficie, un método que se conoce como bombeo bucal, que proporciona oxígeno a sus pulmones. El ajolote mantiene una cola con aletas que es útil para nadar. También muestran la simetría bilateral. Las extremidades están subdesarrolladas, con dedos largos y delgados y dientes vestigiales apenas visibles. Tienen la capacidad de regenerar sus extremidades que se han desprendido o dañado.

A pesar de tener una apariencia similar a la de un renacuajo, la característica única del ajolote es su capacidad de retener ciertas características larvales como su aleta dorsal similar a la de un renacuajo. La neotenina es un fenómeno en los ajolotes donde se produce un fallo metamórfico como consecuencia de la falta de una determinada hormona. Esta hormona es la hormona estimulante de la tiroides que produce tiroxina que ayuda a transformar las salamandras. La neotenia es conocida como una forma de mecanismo de supervivencia que se desarrolla dentro de la especie. Esta adaptación física permite que sobreviva en un hábitat acuático que contiene un volumen marginal de alimento y carece de un cierto porcentaje de yodo. 

 

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Ajolote

Alimentación

El ajolote es carnívoro y  se alimenta de un gran número de especies más pequeñas. Principalmente comen peces, moluscos, crustáceos, larvas de insectos y artrópodos que se encuentra. También pueden alimentarse de gusanos terrestres y de otros anfibios, así como huevos de salmón y zooplancton.

El modo principal de alimentación es por succión. En este proceso, los rastrillos se entrelazan para cerrar las aberturas de las branquias mientras se ingieren los alimentos. Son muy  voraces y se pueden comer fácilmente lombrices de tierra, lombrices de sangre, camarones, renacuajos y peces. Los gusanos negros forman una parte importante de su dieta. Puede engullir grava para mejorar la digestión. 

Reproducción

El ajolote alcanza la madurez sexual entre los 6 meses y un año. Las temporada de reproducción de esta especie es de marzo a junio.

La reproducción del ajolote comienza con un baile de apareamiento. El mayo se pavonea mientras mueve la cola como un perfecto bailarín, atrayendo a la hembra. Cuando ambas «parejas de baile» se juntan, el macho deja caer una pequeña cápsula pequeña llena de espermatozoides, llamada espermatóforo. Con la hembra a remolque, el macho avanza hasta que la hembra lo recoge con su cloaca. Este cortejo es una vez al año. La hembra pega sus 100-300 huevos cubierto de gelatina sobre plantas acuáticas o rocas. Las crías nacen alrededor de 10 a 14 días después. Nada más eclosionar las crías aprenden a valerse por si mismas y consumen lombrices, gambas y daphnia.

Curiosidades del ajolote

El ajolote es una criatura solitaria que por norma general se alimenta por la noche. Por el día, estos simpáticos animalitos  permanecen activos. Se comunican usando señales visuales y químicas, las cuáles son prominentes durante la temporada de apareamiento. Pueden detectar campos electromagnéticos  que les ayuda a poder percibir la distancia y el tipo de presa que está presente en su entorno. 

Las hembras dejan feromonas para anunciar su madurez sexual, con el fin de encontrar la pareja adecuada.

Una característica única del ajolote es su capacidad de regeneración. Es capaz de regenera apéndices perdidos, como por ejemplo miembros, en cuestión de meses. A veces incluso pueden regenerar estructuras vitales como partes del cerebro. Otra curiosidad es que esta especie puede aceptar fácilmente trasplantes como en el caso de ojos y partes del cerebro. 

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - Ajolote

Peligro de extinción

El ajolote es una especie en peligro de extinción por varios motivos. Uno de ellos se debe a su uso extensivo en la investigación científica. Otro de los motivos es la inundación artificial del lago Chalco en el centro de México. 

Otro motivo  de que esté en un crítico peligro de extinción es la contaminación de los canales del lago Xochimilco, causada por los desechos que lanzan los gondoleros y turistas. El deterioro de la calidad del agua es una de las principales rezones por las que la población de ajolotes ha disminuido considerablemente.

Un tercer motivo de la amenaza de esta especie es la introducción de especies invasoras en su medio ambiente. Los organismo no nativos se han convertido en depredadores peligrosos que se comen al ajolote y destruyen sus nidos.

Por otra parte, muchos pescadores capturan a las crías para su comercio ilegal, ya que se han convertido en populares mascotas por sus variantes de colores y bastantes dóciles.